La Morada Simple Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Lo que aprendí de 9 a 6 en mi trabajo de tiempo completo




Empecé nuevamente a trabajar como blogger a tiempo completo a partir del primero de Marzo. Y como disfruté mucho mi experiencia anterior a ello, te quiero compartir las enseñanzas de mi trabajo a tiempo completo que seguro podrás incorporar a tu vida.

Se abren las puertas a nuevas oportunidades, que vaya que las hay.

Seré sincera: amaba mi trabajo. Pero a veces, hay algo en tu interior que te habla. Y si escuchas con atención podrás darte la oportunidad de vivir nuevos proyectos y nuevas aventuras. Eso fue lo que me sucedió a mí. Disfrutaba de mi trabajo, tenía compañeros extraordinarios pero sentía que debía estar haciendo algo más. ¿Quieres saber lo que aprendí de mi trabajo?

1. NO SE PUEDE HACER TODO

Trabajaba de tiempo completo y a la noche era blogger, diseñadora gráfica y no me quedaba tiempo para disfrutar con el Mr. Seamos sinceros, aunque me encanta trabajar en muchas cosas, también hay que darnos el tiempo para la familia, los amigos y uno mismo. Con tantos pendientes, no me estaba dando la oportunidad de disfrutar estas cosas y ya no tenía un espacio para descansar la mente: todo era diseños, conceptos, artículos, interacciones en la redes. Siempre ando diciendo que menos es más, así que llegó el momento de seguir mi consejo y reducir mi carga laboral.

Lo que aprendí de 9 a 6 en mi trabajo de tiempo completo


2. PODEMOS AYUDAR CON LAS ACCIONES DEL DÍA A DÍA

Cuando tienes tiempo para reflexionar, te das cuenta de muchas cosas. Muchas veces ando trabajando en varios proyectos porque me gusta contribuir en lo que puedo. Pero también, si me encuentro agotada constantemente por el trabajo, terminaré rindiendo menos. Y no se trata de ayudar como si fueras 5 personas, se puede trabajar por tener un mundo mejor con acciones sencillas desde casa: comprando productos ecológicos, cocinando más, comprando local, apoyando como voluntario. NO tengo que tener un trabajo fijo para conseguir un cambio en mi entorno.

3. NO SE TRATA DE ALCANZAR LA PERFECCIÓN

Otra cosa que aprendí en mi trabajo, una organización que promueve una alimentación vegana compasiva, es que la perfección no existe. Si un día no pudiste seguir tu estilo de vida vegano o zero waste o minimalista, no pasa nada. Mañana será otro día y no debes de sentirte mal si un día no lo consigues. En un mundo donde se fomenta el todo o nada, es mejor dejar atrás esa idea y buscar hacer cosas buenas de acuerdo a nuestras posibilidades, haciéndolo gradualmente y a nuestro ritmo. Todos podemos contribuir con nuestro granito o granitos de arena.

4. EL VEGANISMO NO ES UNA DIETA

Soy vegana y es normal que haya decidido trabajar en un lugar que promueve esta alimentación. Pero algo que reafirmé –no aprendí– en el trabajo es que el veganismo trasciende la alimentación. El veganismo no sólo se trata de vivir de vegetales o de dejar de comer ciertos alimentos. El veganismo es un estilo de vida en el que el principal objetivo es reducir el sufrimiento: el de los animales que se crían para alimento, el de las personas que viven en extrema pobreza o que trabajan en terribles condiciones para esta industria y el del planeta que se ve afectado por la ganadería industrial. Para mí, el veganismo es una extensión del minimalismo y se traduce al consumo de productos que estén más abajo en la cadena alimenticia.

Lo que aprendí de 9 a 6 en mi trabajo de tiempo completo


5. ¿LAS PLANTAS SIENTEN?

Un argumento en contra muy frecuente en las redes sociales: “Las plantas sienten, mejor coman vidrio y piedras”. Con esto aprendí que personas somos muchas y tenemos puntos de vista distintos. No se trata que todos seamos de una manera o que convenza a todos de ser como yo; sino de predicar el bien, la compasión y el respeto. Lo más importante es centrarse en nuestro impacto y no lo que somos; fuera las etiquetas. Lo mejor es siempre actuar con lo que nos dicta nuestra esencia y no buscar estar por encima de los demás.

6. TODO PASA POR UNA RAZÓN

Los tiempos son sabios. A veces sucede que te involucras en un proyecto por unos meses y luego decides seguir otro camino. El tiempo que le dediques a cada cosa es lo que le tenías que dedicar. Cuando pedí medio tiempo en mi trabajo y luego me confirmaron que no era posible recibí un correo de un colaborativo al que había contactado meses antes. Sucedió una cosa después de otra; estaba escrito. A veces, tenemos miedo de hacer cambios pero las cosas pasan por una razón. La cuestión es vivir seguros con nuestras decisiones y seguir con la frente en alto. Yo no me arrepiento de nada; ni de trabajar como coordinadora (que aprendí bastante), ni de pedir medio tiempo (tenía que intentarlo), ni de volverme blogger a tiempo completo (que estoy muy contenta).

Cuéntame, ¿has aprendido cosas reveladoras en el trabajo?

  Esto es lo que puedes aprender de mi trabajo de tiempo completo @lamoradasimple
Click To Tweet

  .

Fuente: este post proviene de La Morada Simple, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Aniversario Slow

Hoy quiero compartir contigo una entrada un poco distinta… y es que el domingo pasado el Mr. y yo cumplimos nuestro primer año de casados. El tiempo sí que se va volando pero hemos aprendido mu ...

5 enseñanzas del Natural Style

Estoy emocionada porque después de tanto tiempo, regresan las fiestas en Diariodeco con su edición 27. El tema de hoy es el “Natural Style”. Y como mi blog se ha transformado de ser un blo ...

7 pasos para reducir la basura

Ya hablé un poco sobre los movimientos que puedes incorporar junto al minimalismo. Y ahora, quiero hablar más sobre el movimiento del zero waste y cómo reducir la basura de nuestro hogar. Es más senci ...

Etiquetas: vida slow

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora