Blog miembro de

Bodouakro: érase una vez...

83 ideas publicadas y 28 guardadas ▪ Temática del blog: Ecología

Bodouakro es una aldea de Costa de Marfil. Uno más de los miles de lugares olvidados de la atención mediática, de la civilización, de las grandes ayudas. Envueltos en un entorno muy complicado, los niños de Bodouakro, y especialmente las niñas, han estado condenados a unas vidas de miseria, sin opciones. Afortunadamente, hay dos personas en el primer mundo (si así se nos puede llamar), Cristina Saavedra y Aidén Calvo de Miguel, que se han propuesto rebelarse contra lo inevitable.

https://www.bodouakro.org/index.html
comunidades

Bodouakro: érase una vez...

Bodouakro Costa de Marfil Dakar ...

He de reconocer que me cuesta mucho escribir, pero me apetecía compartir con toda la familia de Bodouakro, cual fue “mi primera experiencia” con África. Llegó por casualidad, ya que por mi afición a las motos, decidí un día comprar el libro que Isidre Esteve, un piloto de motos de Raids como el Dakar, publicó después de quedarse en silla de ruedas por un accidente en la Baja Almanzora, en el desie ...

Amadou Kourouma Bodouakro Costa de Marfil ...

Empezamos una serie de cervezas virtuales en las que me voy a dar el lujo de poder conversar con gente interesante relacionada con Bodouakro. De ellas estoy segura de que voy a aprender mucho, que es una de las cosas que más me gustan, arrimarme, escuchar y empaparme. Meteos en situación e imaginad una terraza, la que más os guste, porque allí estaré tomándome una birra acompañada. Sentaos, no hab ...

solidaridad apadrinamiento educación ...

Hola a todos. Me llamo María, tengo 35 años, soy profesora de educación secundaria, y orgullosa madrina. ¿Por qué he decidido amadrinar?, muy sencillo. Por un lado, tengo la firme convicción de que aquellos que tenemos las cosas, un poquito más fáciles, debemos echar una mano y ayudar para hacer la vida de aquellos más necesitados un poquito mejor. Desde que estaba en la facultad tenía claro que e ...

apadrinar Bodouakro carta ...

Así acababa Khoissan la primera carta que me envió. La verdad es que cuando decides apadrinar a un niño de estos al principio es un poco jodido porque ¿Qué le cuentas a una niña de nueve? Una vez que arrancas no sabes si vas a acertar. Viven en casas de adobe, su colegio es su tesoro pero si lo comparamos con los nuestros pues es lo que es, sus caminos son de tierra ni gota de asfalto… Supongo que ...

apadrinar Bodouakro trabajo infantil

Me animo a escribir estas líneas por si alguien, tras leerlas, se anima a hacer lo mismo, pues fue lo que me ocurrió a mí tras leer el testimonio de Estefi en el blog de Bodouakro. Mi nombre es Paloma, tengo 39 años y no soy diferente a ti que estás leyendo esto, soy una mujer normal, vivo en una ciudad pequeña (o un pueblo grande, que me gusta más), trabajo, estoy casada y tengo dos hijos. Me gus ...

apadrinamiento Bodouakro cartas ...

Qué fácil resulta ponernos en contacto con quien deseamos, ¿verdad qué sí? Tenemos WhatsApp, Twitter, móvil… incluso el correo ordinario tan denostado últimamente sigue funcionando para aquellos que prefieren la palabra escrita. Pues venga, ahora imaginaos una aldea en medio de la nada, sin agua corriente ni electricidad, con casas de adobe y donde el móvil es un lujazo y lo de las redes social ...

apadrinamiento Bodouakro Cristina Saavedra ...

Mi experiencia con Bodouakro es muy reciente. Los Derechos Humanos siempre me han llamado la atención. Con diecinueve era voluntaria y trabajaba con niños. África, la descubrí cuando vi por primera vez “Memorias de África”, con siete. Esto puede resultar muy romántico y no lo es para nada porque ese descubrimiento me provocó un respeto enorme por el continente. África siempre estuvo ahí pero la mi ...

esperanza infancia niños ...

Los niños son niños siempre que pueden y que les dejamos. En cuanto ven un juguete, se lanzan a por él. Les vence la curiosidad y miran el mundo con los ojos bien abiertos, para no perderse nada. Basta ver las imágenes de los pequeños refugiados, intentando hacer una travesura al horror, para darnos cuenta de su capacidad de recuperación, de encontrar ilusión en casi la nada. Foto vía Aidén Calvo ...