Escribiendo historias Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

¿Cómo hacer aromatizante para el auto?

Tanto si eres de los que pasan mucho tiempo en el automóvil como si apenas lo usas para salir de paseo los fines de semana, tenerlo siempre limpio te dará la satisfacción de estar en un espacio confortable y cómodo.
Por fuera y por dentro, es conveniente que laves tu coche por lo menos cada semana para evitar que acumule demasiada suciedad, además de que colocar aromatizantes hará que siempre huela a limpio.
Sin embargo, suele suceder que algunos productos de este tipo son demasiado agresivos para la nariz, apenas si despiden olor o bien no encuentras un aroma que te satisfaga del todo, por lo que aquí se muestra cómo hacer tu propio aromatizante para que logres diseñar la fragancia perfecta para ti, agradable y duradera.

Ingredientes

- Alcohol.
- Agua.
- Aceite esencial.
- Recipiente de cristal para hacer la mezcla.
- Embudo.
- Frasquito contenedor.

Haz tu propio aromatizante

- Acude por los insumos necesarios. Ve directamente a una tienda de químicos especializada en fragancias para que puedas encontrar la que sea de tu agrado; los aceites de pino, tomillo, de cítricos y de flores son especialmente aromáticos. En cuanto al recipiente en el que pondrás tu aromatizante, puedes ir a una tienda de cristalería para que encuentres un diseño acorde con las condiciones de tu vehículo, pues tendrás que ponerlo en un sitio donde no se vuelque, como los portavasos u otros compartimientos; un frasquito de boca chica es una excelente opción. Para el alcohol puedes utilizar el mismo del botiquín.
- Diluye el alcohol. En un recipiente de cristal o de cerámica (un plato hondo de tu vajilla o un vaso bien lavados son suficientes) vierte dos partes de agua por una de alcohol, es decir, si haces una preparación de tres cuartos de litro, quinientos mililitros deberán ser de agua y doscientos cincuenta de alcohol.
Agrega la fragancia. Añade de siete a ocho gotas del aceite esencial que hayas escogido. Con esta cantidad será más que suficiente para que el aroma se volatilice sin ser demasiado suave ni muy tenue que no se note.
- Vierte el aromatizante en el frasquito contenedor. Toma el embudo y vacía cuidadosamente tu mezcla en el frasquito. Una alternativa a la que puedes recurrir si no cuentas con este recipiente, es utilizar un envase vacío y lavado de un aromatizante comercial.
- Coloca tu aromatizante en el coche. Pon el frasquito abierto en un sitio que no te estorbe y en el que los pasajeros difícilmente puedan tirarlo.



 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Etiquetas: limpiezaautomóvil

Recomendamos