Manualidades de Azteca

301 ideas publicadas y 2 guardadas ▪ Temática del blog: Manualidades

beatriz jimenez

(México)

Viviendo intensamente!

Artesanías y manualidades. Cultura de México. Divagaciones.

azteca-manualidades2.blogspot.mx/

Manualidades de Azteca

Un cirio para la Sirena (Capítulo XVI)

Espanta tanta soledad, escucho el canto salado, perdiéndome en ese manto gris y la tenue neblina; cierro mis ojos bañados en llanto y percibo el vaivén del mar aún en la roca firme; el débil quejido de la dama me devuelve a la realidad, observo con horror que sus pechos sangran y sus muslos, mancillados con violencia, indican con hilillos rojo brillante el camino hacia donde se hallaba su sexo, la ...

Hedentina en la ciudad

Los ojos se cierran, La boca se enmudece y La nariz se ahoga Mierda, toda la calle olía a mierda, cerré la puerta e intenté alejarme lo más rápido de casa, la fetidez atontaba los sentidos; antes de salir de casa, observé los pequeños excrementos de los dos perros que aún no había recogido su dueño, suponiendo que ese era el motivo de ese horrible hedor, me despedí de ellos agitando mi mano dere ...

Limosna de beso

Burlones tus ojos, Llorosos los míos. Desidia en tu sonrisa, Cayendo la mía. Habló tu espalda, Enmudeció mi rostro. Corrieron tus pisadas, Mis piernas dudaron. Vedas tu abrazo, Retroceden mis manos. Tu limosna de beso, Ya no la quiero.

Título

Me abandono en un cielo ocre, si pizca de azul, el viento furioso azotó a los pajarillos en la rama y, éstos, aletearon sin trinos en su huida, pasaron tan deprisa junto de mí, precisamente cuando flotaba fuera de este cuerpo clavado por alfileres, seguramente, aquel brujo de magia negra sostenía a mi muñeca vudú cubriéndola de agujas filosas; no logré acariciar a ninguno de los pajarillos, justo ...

Las zapatillas de raso

La joven anhelaba asistir a la fiesta de esa noche, miró su calzado desgastado y con tristeza volvió sus ojos al vestido rosado; en su viejo sillón, la abuela advirtió los deseos de su nieta y de una caja polvorienta sacó unas zapatillas de raso, aunque tenían muchos años, eran las zapatillas más primorosas que la jovencita había visto y con un abrazo frenético y un beso tierno, agradeció a su abu ...